Ante todo el revuelo que se está montando alrededor esta nueva amenaza, queremos poner un poco en orden toda la información que nos está llegando y sobre todo esclarecer acerca de qué papel juegan nuestras mascotas en todo esto.
Ponemos en antecedentes;
Un brote de neumonía en la población de China ha suscitado la preocupación mundial, está neumonía ocasionada por un nuevo coronavirus (denominado 2019-nCoV) que es un riesgo para la salud pública mundial. Los primeros casos se dieron en diciembre de 2019, diagnosticada inicialmente en Wuhan, capital de la provincia de Hubei (China). Se han detectado miles de casos en China y la enfermedad ha sido exportada por viajeros a muchos otros países.
En las últimas semanas se ha confirmado la propagación de persona a persona, como lo demuestran, los nuevos casos de neumonía viral entre los miembros dela familia y personal sanitario a través de un contacto estrecho.
Aunque cada día se registran más casos en China y en otros lugares, todavía se desconoce la fuente exacta del brote, pero se cree que el PACIENTE CERO está relacionado con el mercado de mariscos y animales vivos de Wuhan. Actualmente, no hay pruebas que sugieran un animal huésped específico como reservorio del virus.
Llegados a este punto es importante hablar del virus como tal…
los Coronavirus pertenecen a la familia Coronaviridae.
Hay varios tipos, los coronavirus alfa y beta suelen infectar a mamíferos, y los coronavirus gamma y delta infectan a las aves y los peces.
En el caso de los animales con los que solemos convivir El coronavirus canino, puede causar diarrea leve, vómitos… El coronavirus felino, causa una sintomatología similar pero en algunos casos muta a peritonitis infecciosa felina (PIF), en ambos casos son
coronavirus alfa.
Los corona virus que afectan a los humanos son beta, sólo se conocen siete coronavirus capaces de infectar a los humanos y causar
enfermedades respiratorias. Hay dos de ellos que están muy relacionados genéticamente con el nuevo 2019-nCoV, y a su vez estos dos tipos de coronavirus betas conocidos como SARS y MERS, tienen su origen en los murciélagos. Aunque no sabemos con certeza
que este virus se comporte de la misma manera que el
información de estos dos coronavirus anteriores para guiarnos.

En respuesta a este brote, los Comités Científico y de Salud de WSAVA han preparado la siguiente lista de preguntas frecuentes esperando que esta información sea de utilidad para los veterinarios en el
manejo de las preocupaciones de sus clientes.

¿Puede el 2019-nCoV infectar a los animales domésticos?
Actualmente no hay evidencia de que las mascotas u otros animales domésticos puedan ser infectados con este nuevo coronavirus. Además, actualmente no hay evidencia de
que las mascotas u otros animales domésticos puedan ser una fuente de infección para las personas con el nuevo coronavirus. Esta es una situación que evoluciona rápidamente y la información se actualizará a medida que esté disponible.
¿Debo evitar el contacto con mascotas u otros animales si estoy enfermo?
No manipule mascotas u otros animales mientras esté enfermo. Aunque no ha habido informes de mascotas u otros animales que se hayan enfermado con 2019-nCoV, varios
tipos de coronavirus pueden causar enfermedades en animales y propagarse entre animales y personas. Hasta que sepamos más, evite el contacto con animales y use una mascarilla si debe estar cerca de animales o cuidar a una mascota para protegerla de la
posibilidad de transmisión de la enfermedad
¿Qué debo hacer si mi mascota u otro animal se enferma y estaba cerca de una persona con el nuevo coronavirus?
Si su mascota u otro animal se enferma, llame a su veterinario para informarle que está trayendo una mascota enferma que estuvo expuesta a una persona con el nuevo coronavirus. No lleve el animal a una clínica veterinaria hasta que haya tenido una discusión con el personal de la clínica. Cuéntales sobre cualquier contacto que el animal
haya tenido con alguien con la infección
¿puede contagiar la enfermedad a otras personas?
Aún no sabemos si los animales pueden infectarse. Tampoco sabemos si pueden enfermarse por este nuevo coronavirus. Actualmente no hay evidencia de que las mascotas u otros animales domésticos puedan infectarse con este nuevo coronavirus.
Además, actualmente no hay evidencia de que las mascotas u otros animales domésticos puedan ser una fuente de infección para las personas con el nuevo coronavirus. Se trata de una situación que evoluciona rápidamente y la información se actualizará a medida
que se disponga de ella.
¿Cuáles son las preocupaciones respecto a las mascotas que han estado en contacto
con personas infectadas con este virus?
Aunque este virus parece haber surgido de una fuente animal, ahora se está propagando de persona a persona. Se cree que la propagación de persona a persona ocurre principalmente a través de las gotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda. En este momento, no está claro cuán fácil o sostenible este virus se extienden entre las personas. Es importante
señalar que no hay datos hasta la fecha de que los perros y gatos puedan infectarse con el 2019-nCoV
¿Qué se debe hacer con los animales en las zonas donde el virus es activo?
Actualmente no hay evidencia de que las mascotas u otros animales domésticos puedan estar infectados con este nuevo coronavirus. Esta es una situación que evoluciona rápidamente y la información se actualizará a medida que se convierta en disponible.
Aunque no ha habido informes de mascotas u otros animales que se enfermen con el
2019-nCoV, varios tipos de coronavirus pueden causar enfermedades en animales y propagarse entre animales y personas. Hasta que sepamos más, evita el contacto con animales desconocidos y usa una mascarilla si debes estar cerca.
Sin embargo, las personas a las que se les diagnosticó 2019-nCoV deben mantenerse alejadas de las mascotas para ayudar a protegerlas de la posible propagación de la enfermedad.
¿Deberían los veterinarios empezar a vacunar a perros y gatos contra el coronavirus canino por el riesgo de 2019-nCoV?
Las vacunas contra el coronavirus canino/felino, disponibles en algunos mercados están destinadas a proteger contra la infección por coronavirus entérico y NO están autorizadas para la protección contra infecciones respiratorias. Los veterinarios NO deberían usar tales vacunas ante el actual brote.