Sin lugar a dudas todos hemos visto en alguna imagen de este singular y estiloso canido. Debido a que es una raza de la que poco se sabe, hemos decido hacer un post y traeros toda la información de estos perritos toy:

Orígenes

No hay nada realmente claro en la historia de la raza Crestado Chino. Lo único que se puede afirmar con seguridad es que, como las demás razas “desnudas” y algunas razas “primitivas”, procede del Canis africanus y no del Canis comunis, del que proceden la mayoría de las razas de perros domésticos conocidos
Se cree que los marineros de China la llevaron a su territorio imperial en sus barcos, como regalos a sus jefes. Con el tiempo, la raza se diferenciaría de las otras sin pelo por el tamaño y por la evidente presencia de la cresta, el penacho en la cola y los “calcetines” en las patas, que hacen del Crestado Chino una raza diferenciada y consolidada.
En estos momentos no hay Crestados en China. Entonces, ¿por que no sé perdió la raza? Porque los británicos llevaron ejemplares de Crestados al imperio británico y conservaron sus características hasta tiempos recientes. Luego los estadounidenses han hecho también mucho por la evolución de la raza en lo que al carácter se refiere, no olvidemos que los orígenes de la raza son primitivos y tal vez menos “domésticos” de lo habitual.

Características

Estos canes son muy pequeños (entre 28 y 33 cm, con un peso sobre los 3.5 y los 5,5kg) y de huesos frágiles, pero su aspecto es muy elegante. viven al rededor de 15 años

Existen dos variedades de Crestado Chino. La primera, sin pelo, hairless , tiene un cuerpo con una piel grisácea-rosada, suave y lisa. En este caso solo mantiene el pelaje en la cabeza (la cresta), la cola (la pluma) y la parte inferior de las patas (los calcetines). El pelo, en estas zonas, suele crecer largo y sedoso.

En la variedad con pelo, powderpuff , están cubiertos completamente por un manto doble de textura sedosa. En este caso pueden tener pelaje de color azul o en tonos bronce, lavanda o caoba.

Carácter

Son perros sociales que hacen grandes vínculos con sus protectores, aunque tienen tendencia a desarrollar ansiedad por separación.

Un Crestado Chino seguro que se lleva de maravilla con los niños de todas las edades, aunque al ser tan pequeño debes vigilar los juegos para evitar brusquedades. Con los otros perros y gatos del hogar establecerán relaciones armónicas, aunque no se recomienda que convivan con razas grandes y de fuerte instinto cazador.

Con los extraños son más bien desconfiados y tienden a ladrar mucho al ponerse nerviosos. La socialización desde cachorros es clave para corregir este rasgo de su personalidad. Aunque no son especialmente difíciles de educar, sí suelen ser bastante tercos. El entrenamiento, por tanto, requerirá de grandes dosis de paciencia.

Cuidados:

Los Crestados Chinos con pelo necesitan un cepillado diario para evitar enredos y mantener su pelo radiante y esponjoso. Debes revisarles a menudo para asegurarte de que su piel mantiene un aspecto saludable, libre de acné y de infecciones cutáneas.

En el caso de la variedad sin pelo, los baños deben ser regulares. Se recomienda una frecuencia de – al menos- una vez cada dos semanas.

Esta raza resiste bien el calor. Por el contrario, no tiene una buena tolerancia al frío, así que no lo dejes  fuera de casa en las duras noches de invierno y siempre que quieras salir a pasear con él, abrígale bien.

Con respecto al ejercicio, es una raza que solo requiere de una actividad física moderada.

Por otra parte, es importante estimular su mente para que se mantengan equilibrados. Una buena idea es ofrecerles una buena cantidad de juguetes. Así podrán entretenerse y no se aburrirán.

Salud:

Como hemos mencionado anteriormente, sus huesos son frágiles, debido a su pequeño tamaño, otras patologías que puedan presentar  son el “ojo seco”, que a menudo se confunde con una conjuntivitis. Otro problema frecuente es la atrofia progresiva de retina, que les provoca una pérdida gradual de la visión. Ante cualquier síntoma o cambio de comportamiento que te inquiete, debes acudir al especialista para que le haga una revisión.

Bien y con toda esta información, ahora conocemos un poco mejor a nuestro pequeño amigo. Ante cualquier duda consultar siempre con vuestro veterinario de confianza.