Las psitacidas o psitaciformes conocidas comúnmente  como loros, incluye guacamayos, ninfas,periquitos, agapornis, cotorras y  con aves formas afines. Son especies de aves  que disfrutan del contacto físico,  debido a que su especie tiene el acicalado mutuo en su pauta de comportamiento (algunas especies de ves como las rapaces, carecen de ellas).

Las psitacidas, son especies sociales por lo que en función de que partes acariciemos podemos estar diciéndole una cosa por lo que debemos conoces que zonas son las que debemos acariciar de nuestro ” lorito “.                                                                                                                                                      Las psitacidas, aparte de por las condiciones medio ambientales como el fotoperiodo,  estimulan su función reproductora, acicalandose determinadas  zonas del cuerpo.                                                                                                                                                                                                                                Por ello, es muy importante tener conocimiento de cuales son estas zonas para no confundir a nuestro plumado amigo. Ya que acariciarlo en esas áreas puede estimular comportamientos no deseados, ya que posiblemente le estés indicando que estáis en época de celo. Si a esto le sumamos que está mal improntada (algo bastante común en los loros criados a mano), la mezcla puede ser explosiva. Estimular dicho comportamiento en nuestra ave puede llevar a que el ave se muestre agresiva con otros miembros de la familia, se torne posesiva, te ataque, ponga huevos o incluso que desemboque en una frustración que puede acabar con un picaje muy difícil de resolver. Por ello debemos conocer donde acariciarla para evitar confundirla con roles erróneos.

 

Os dejamos esta foto  pues estas son las zonas donde debes y no debes tocar a tu loro,mas abajo detallaremos porque :partes

    CABEZA: es la zona donde es más adecuado tocarlos. Ellos disfrutan con el acicalado de su cabeza y cuello, simula el comportamiento social entre los individuos de la bandada.

      LOMO:  si es una hembra acariciar una hembra en el lomo es estimularla a reproducirse, ya que es el comportamiento que realiza el macho antes de montarla. Debemos evitar esa zona, ya que podría desembocar en una puesta de huevos y una frustración, con los machos el riesgo es menor ya que la hembra no suele estimular esa parte.

 

     COLA: al igual que el lomo, la manipulación de la cola es un comportamiento de cópula, por lo tanto no se aconseja tocársela  tampoco.

     PATAS: las patas son una zona autorizada para ser tocada, pero a no todos los loros les gusta y te arriesgas a que te muerdan.  Solo debemos tocar esta parte si hay confianza y  es del gusto de nuestra psitacida.

       PECHO Y ABDOMEN:  igual que las patas, aunque no es una zona “prohibida”, son zonas vulnerables del animal y según el caso no disfrutan con caricias en esas zonas.

        ALAS:  como el lomo y la cola la zona de debajo de las alas son una manifestación de cortejo, por lo tanto evitaremos acariciarle en esa zona.