Tu agaporni, te ataca a ti o a otros  de los suyos en según que época, está constantemente poniendo huevos, tiene constantemente la costumbre de estar haciendo nidos…

Como bien sabemos al igual que otros animales nuestras aves exóticas, en ocasiones, tienen conductas desadaptativas, como agresividad y conducta sexual exacerbada, la mayoría de ellas producidas por las hormonas reproductivas.
Estas hormonas no solo pueden producir conductas desadaptativas, sino también algunas enfermedades relacionadas con el sistema reproductor como por ejemplo, la puesta de huevos persistente y/o la distocia, con su alto riesgo quirúrgico y anestésico.
Patologías de este tipo son relativamente fáciles de diagnosticar, el tratamiento habitual (nutrición y ambiente), aunque pueda parecer sencillo no siempre es todo lo efectivo que debería.
Como a día de hoy no es viable castrar a estas aves como se hace con perros, gatos o pequeños mamíferos (para evitar estos problemas generados por las hormonas reproductivas).
Hay un implante, parecido a un microchip pero que se va deshaciendo, (para que os hagáis una idea de cómo es) que se suele usar en perros y gatos cuya castración esté desaconsejada por un veterinario. El principio activo es la deslorelina y funciona controlando las hormonas que producen estas conductas o enfermedades.
En la actualidad se han llevado a término numerosos estudios en aves exóticas de cualquier edad y sexo, siendo todos estos estudios determinantes y estableciéndose como eficaz y seguro para el tratamiento médico de ciertos problemas reproductivos: puesta persistente, quistes ováricos, comportamientos de conducta sexual exacerbada y casos sospechosos de agresividad con componente sexual, en Agapornis spp. y Nymphicus hollandicus (ninfas).

El único inconveniente es el factor económico del coste del fármaco pudiendo representar un problema a nivel práctico.

Si notas raro a tu ave exótica llamanos en hospital veterinario Galapago estamos las 24h