¡Buenos días!

Empezar la semana escribiendo sobre alguna de las bonitas historias que vivimos en nuestro día a día, hace que el lunes sea más llevadero. Es muy complicado elegir el protagonista de cada semana, ya que son muchos los pequeños súper héroes, y muchos los propietarios de los que aprender con su ejemplo.

La historia de Nerón es una de esas historias que nos anima a intentarlo todo por imposible que parezca.

Nerón es un bulldog francés de unos cinco años, al que le fue diagnosticado en otro centro un proceso tumoral en la cavidad oral. Tras varios intentos sin éxito de resolver quirúrgicamente el tumor, a Inma, su propietaria, le dieron la peor de las noticias: no había nada más que hacer por Nerón.

Inma se aferró a la idea de que tenía que haber solución, y que ese no podía ser el final. Y persiguiendo esa esperanza llegó a nuestro centro.

Nerón fue sometido a una cirugía bastante complicada y agresiva para extirpar el tumor, una mandibulectomía rostral. Con esta cirugía Nerón perdería parte de su mandíbula, pero podría llevar una vida perfectamente normal si todo iba bien.

Los cuidados post-operatorios que Nerón ha necesitado han sido muchos. Han sido unas semanas de mucho trabajo, y su recuperación ha necesitado de mucha constancia y paciencia por parte de su propietaria, Inma, y de todo el equipo del centro.

Pero el esfuerzo tiene su recompensa, y Nerón ya está totalmente recuperado. Inma y el están tremendamente felices, y nosotros todavía más, por haberles ayudado a seguir juntos. ¡Enhorabuena a los dos y gracias por luchar hasta el final!

 

 

la foto 1