Seguramente más de una vez cuando hemos ido a  comprar alimento para nuestros gatos, hemos dado la vuelta al saco para mirar los ingredientes los componentes analiticos… Seguro más de una vez nos habremos topado con que contienen taurina, y muchos nos habremos extrañado de porque este componente. Pues bien, muchos de nosotros relacionamos la taurina con las  bebidas energéticas, ya que para nosotros mejora el rendimiento atlético, y también el mental si lo mezclamos con cafeína,  aunque su uso en  humanos es un tema polémico, pero en el caso de los gatos es un nutriente esencial en su alimentación, ahora veremos por que…

TAURINA  EN LA VISTA

La taurina es un producto que surge de la desintegración del azufre y que contiene los aminoácidos cisteína y metionina, este compuesto, tiene propiedades antioxidantes, y bajo determinadas circunstancias, como pueden ser el estrés, la taurina se hace necesaria.

A diferencia de nuestro organismo que sintetiza la taurina por completo ,el de los gatos lo hace en cantidades mínimas, por lo que necesita que se le aporte taurina de forma exogena, muchas especies animales pueden utilizar glicina o taurina para conjugar ácidos biliares en sales biliares, pero los gatos sólo pueden conjugar ácidos biliares con taurina, estas  facilitan la acción de la enzima Lipasa, encargada de la digestión de lípidos. Además, ayuda al desarrollo neurológico y a regular el nivel de agua y sales minerales en la sangre. Al sintetizar en tan pequeñas cantidades la taurina combinada con la pérdida de la taurina en la bilis contribuye a un mayor requerimiento dietético de taurina para los gatos.  Con cantidades insuficientes de este aminoácido esencial en la dieta, los gatos pueden desarrollar degeneración de la retina central, fracaso reproductivo y problemas de desarrollo o cardíacos, incluso una cardiomiopatía fetal.  Los signos clínicos de la deficiencia de taurina no serán evidentes de inmediato, pueden tardar varios meses o años en algunos casos, pero una vez que un gato comienza a exhibir signos clínicos, por lo general presenta un daño significativo.

En principio para nosotros los humanos es suficiente con la taurina que genera nuestro cuerpo. Pero como hemos dicho anteriormente el gato no tiene suficiente con la que su organismo genera, lo que le falta lo puede incorporar a su organismo a través de el pescado,  leche materna,  huevos, suplementos dietéticos y sobre todo en la carne

ALIMENTOS CON TAURINA

Una cuestión importante a tener en cuenta es que la taurina no se encuentra en las proteínas vegetales.

¿Qué cantidad es la adecuada? ¿En exceso es tóxica?

La taurina no es tóxica en los gatos, y es soluble en agua, por lo que cualquier exceso el gato lo vacía en la orina. Es preferible que haya exceso a encontrarnos con una deficiencia que podría conducir a problemas de corazón, perjudicar la visión o acarrear problemas con el metabolismo de las grasas. Incluso distintas investigaciones achacan su falta al posible desarrollo de epilepsia.

La carne es una importante fuente de taurina, un gato alimentado con carne no necesitaría un suplemento extra de taurina.

Los alimentos para gatos de una calidad aceptable todos contienen taurina, esto se debe a que cada vez  las dietas para nuestros peludos son cada vez más completas y claras, por un lado porque la ley establece unos criterios para ello, y por el otro, porque muchos fabricantes han optado por mostrar información adicional muy válida a la hora de decidirnos por unos u otros.

EN RESUMEN EN LA ALIMENTACIÓN DE NUESTROS GATOS ES FUNDAMENTAL QUE CONTENGA TAURINA.TAURINA EN GATOS