Hay algunas especies que por algunas razones permanecen juntos y se mantienen fieles.
El objetivo de todas las criaturas es que sus genes prevalezcan, esto lo consiguen mediante su descendencia, y la monogamia es una de sus estrategias.
Hay dos presiones que llevan a los animales a aparearse con más libertad.
1.) La variedad genética es buena. Una hembra que se aparea con diferentes machos tendrá hijos más diversos genéticamente, elevando la probabilidad de que algunos de ellos prosperen.
2.) Lugar, un macho, por lo general, tiene suficiente esperma a su disposición para fecundar a innumerables hembras, mientras que hay un punto en el que las hembras tienen un número mas o menos limitado de óvulos. Por lo que este tratara de buscar también hembras fuera de su entorno, mas cercano.
Casos de monogamia:
1.) La proximidad. Si los miembros de una especie viven separados por grandes distancias. Formarán pareja con el primer candidato que puedan encontrar y se aferrarán a él.
Ejemplo: el pequeño dicdic (o madoqua, una especie de antílope pequeño) no comparte el trabajo de crianza, pero aun así se mantiene dentro de relaciones exclusivas, la explicación de esto es que las hembras están muy dispersas.dicdics- veterinario
2.)La crianza de los hijos, una especie que habita en un ambiente lleno de peligros y carente de recursos, su descendencia enfrenta un gran riesgo de morir joven.
En estas situaciones, “permanecer juntos por el bien de los niños” puede ayudar a asegurar que la progenie sobreviva hasta la adultez.
Un ejemplo es la rana venenosa imitadora. Los investigadores lograron vincular directamente su estrategia de apareamiento al hecho de que estas ranas crían a sus renacuajos en pozos de agua minúsculos, carentes de nutrientes. Debido a estas condiciones adversas, los renacuajos requieren de la ayuda de los dos padres para obtener suficiente alimento.

animles monogamos veterinario
En esta especie esta ranita es la excepción ya que para muchas especies acuáticas, la reproducción consiste en arrojar unos pocos miles de huevos o esperma y esperar que todo salga bien, así que no podrían ser monógamas aunque quisieran.
Otro ejemplo de monogamia esta en las aves, se estima que el 90% de las especies de aves son monógamas. Al menos en teoría.
Hay dos tipos posibles de monogamia. La “monogamia social” se refiere a un macho y una hembra que están espacialmente juntos, que se aparean y cooperan en tareas como la crianza de los hijos.
Pero esto no significa necesariamente que sean lo que llamamos “monogamia sexual”, que es mucho menos frecuente.
Estudios genéticos y comportamentales afirman que el 75% de la descendencia en una población de aves no son producto de la” monogamia sexual”
Con una tasa tan alta de “infidelidad” uno puede preguntarse para qué se mantienen juntos los pájaros.
La respuesta es la misma que en el caso de las ranas imitadoras: responsabilidad paterna. Los pichones son bultitos indefensos de plumas y piel, y requieren de dos padres dedicados si quieren estar alimentados y que estos sobrevivan.

gaviotas amorosas

A pesar de esto, las aves son por lo general mucho mas monógamas que otras especies como los mamíferos, aunque esto tiene una explicación, la crianza de los hijos en el mundo de los mamíferos está dominada por las hembras, porque los alimentan directamente de sus mamas.
Esto significa que la división del trabajo que se observa en los pájaros simplemente no puede existir en la misma proporción. A pesar de esto también hay especies de mamíferos que necesitan ser monógamos para la supervivencia de sus crías.
Entre el 3 y el 5% de las especies de mamíferos practican la monogamia social, desde los murciélagos hasta los lobos.
Estos mamíferos maritales limitan el número de parejas con las que se juntan por diferentes razones. Por ejemplo, los castores tienen que mantener sus diques al tiempo que cuidan de los hijos, así que se benefician enormemente del trabajo en equipo.castores núcleo familiar veterinario
Aproximadamente el 27% de los primates practica la monogamia social.
Para averiguar por qué, un equipo University College de Londres, estudió todas las especies de primates, y encontró que cada una tiene un sistema diferente de apareamiento.
El compartir las responsabilidades de crianza y una mayor disponibilidad de miembros femeninos de la especie se cor-relacionaron fuertemente con la monogamia.
El factor pareció que precede a la evolución del comportamiento de pareja: el infanticidio por parte de los machos.
Es muy común entre algunas especies que los machos maten a las crías que no les pertenecen. Esta estrategia puede parecernos odiosa, pero elimina los hijos de los machos rivales y prepara a las hembras para una nueva ronda de apareamiento.
Por lo que si se juntan estos evitarían que otro macho acabe con su descendencia.
Los gibones se mantienen juntos de por vida, lo que los hace mucho más monógamos que los seres humanos.
Esto indica que el valor que le damos a la monogamia es más cultural que biológico. El estado “natural” de las relaciones humanas puede ser muy diferente.

gibbons amantes veterinario

En el mundo animal, la monogamia de exclusividad sexual es un poco complicado.
Sin embargo, esto no nos dice nada acerca de cómo se sienten los animales involucrados uno respecto del otro.
Es posible que la razón última de la unión de pareja sea evitar el infanticidio, pero también es posible que los animales implicados no estén pensando en eso.