Los gatos domésticos han conquistado todos los continentes, excepto, la Antártida. Pese a que ya sabíamos que los gatos convivían con el ser humano desde el Antiguo Egipto. Un nuevo estudio ha revelado ciertos detalles sobre el origen del gato doméstico.

FELIS LIBYCA

                                                                                               Felis silvestris lybica

El gato doméstico es descendiente del gato salvaje africano (Felis silvestris lybica), gato salvaje de África o gato del desierto es la especie más extendida. Es endémica, se la encuentra en todas partes salvo en el Sahara y la selva tropical. Su tamaño varía de 50 a 75 cm. y su peso de 3 a 7 kg.  Los grupos que viven en la selva poseen un pelaje oscuro, los que viven en el desierto, más claro.        Aunque  el nuevo estudio, publicado en la revista científica “Nature”, liderado por investigadores de la Universidad de Lovaina (en Bélgica), habla de dos linajes felinos principales que podrían ser considerados el origen del gato doméstico moderno.

La investigación, se han centrado en analizar restos fósiles hallados en Europa, África y Asia. Tras analizar el ADN de más de 200 gatos, con una antigüedad de hasta los 9.000 años, han descubierto que las poblaciones de gato comenzaron a extenderse en el Neolítico y que dicha expansión fue posible gracias a los pueblos de Egipto y Oriente Próximo.

    El primer linaje felino apareció en el suroeste de Asia y se fue extendiendo por Europa hace unos 6.400 años. Según los científicos, la domesticación tuvo lugar en Oriente Medio  y fue debido a la relación beneficiosa entre los agricultores y los gatos. Los felinos tenían presas y los agricultores se libraban de los roedores que acechaban sus cultivos.

    El segundo linaje se corresponde con la mayoría de las momias egipcias de gato que han sido analizadas. Se conoce que los egipcios convivieron con tres especies del género Felis , el  Felis silvestris lybica, el Felis chaus Felis chaus                                                                                                         Felis chaus            

(pelaje rojizo, con orejas ligeramente más largas y dotadas de pincel en el extremo rallados en patas, cara y cola) y por último y la gran sorpresa del articulo… el serval (Leptailurus serval) es un gato originario de Nubia. Se encuentra desde el sur del Sahara hasta el sur de África. y vive  actualmente en la sabana. Tiene un tamaño medio de unos 70 cm y un peso que va de los 14 a los 18 kg., posee un cuerpo esbelto con patas largas. Esta vez, los gatos se distribuyeron por todo el Mediterráneo durante el primer milenio antes de Cristo debido a que se los introdujo como cazadores de ratones en muchas de las embarcaciones comerciales de la época.

leptailurus serval

Leptailurus serval

Los investigadores no tienen claro si todos los gatos descienden realmente del primer linaje de Oriente Próximo o si se dio un proceso de domesticación independiente y paralelo en el Antiguo Egipto, del cual salió el segundo linaje.

    Otros de los datos que se han podido comprobar sobre el origen de los gatos son los patrones de su pelaje. Los investigadores han descubierto que el pelaje de los gatos antiguos era rayado,  y que no fue hasta en la Edad Media, cuando comenzaron a salir otros patrones con manchas. Lo cual sugiere que la domesticación del gato tenía como objetivo NO SOLO beneficiarse de su comportamiento cazador y SI NO TAMBIÉN por un factor  estético.