ORUGAS PROCESIONARIAS PELIGRO GRAVE PARA LAS MASCOTAS Y HUMANOS.

El clima juega un papel fundamental en la proliferación de las orugas procesionarias, su radio de acción es bastante amplio, en España, Portugal, Francia, Grecia, Turquía, Siria, Líbano, Palestina, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos y en algunas zonas de Alemania, Suiza, Hungría y Bulgaria.
En España puede encontrarse en toda la península y Baleares, ataca a los cedros y a todas las especies de pinos
La puesta de huevos anual es de entre 120 y 300
A temperaturas superiores a los 30ºC las orugas abandonan las colonias. A los 32ºC las larvas mueren. Por debajo de los -12ºC pueden morir colonias enteras.
Entre los 10-20ºC, las orugas siguen alimentando y tejiendo el bolsón pero no avanzan en el desarrollo.
 Por lo tanto desde finales de Febrero hasta Junio,  las orugas salen del nido y descienden por el tronco. Si ascienden las temperaturas se entierran y pueden permanecer años ahí.
Son muy dañinas para los arboles donde hacen sus nidos, pero al margen del daño que hagan a nuestros bosques, las procesionarias pueden herir gravemente e incluso poner en peligro la vida de nuestros peludos.
procesionaria perros
Debido a su manera de avanzar, ya que van unas detrás de otras, puede que esto llame la atención a nuestras mascotas. Los pelillos urticantes, recubiertos de una sustancia toxica muy urticante, que  al contacto con la piel y las mucosas hacen que se libere histamina, responsable de todo el cuadro clínico.
Puede producir vómitos, picor, dolor, excitación, jadeo y cambio de comportamiento, que dependiendo del perro puede ser tanto de agresividad como de miedo. El tipo de lesión que provoca puede ser:
En los ojos, se pueden inflamar los párpados, conjuntivitis, queratitis…
En la piel. Dermatitis, alergias.
En la boca. Inflamación y necrosis de belfos, labios y faringe. Si el contacto es directo con la boca el dolor es muy acusado, hay babeo inmediato y reaccionara dándose con las patas en la cara.
Si le afecta a las vías respiratorias, si es a nivel de laringe le puede dificultar la respiración llegando a provocar asfixia.
El simple manotazo a una de ellas producirá malestar que intentara sofocar lamiéndose  lo que hará que se lesione también los labios y la lengua.Lavaremos lo antes posible la zona afectada, con abundante agua templada ya que el calor destruye la toxina e iremos a la mayor brevedad posible al veterinario que evaluará el grado de la lesión para poner el tratamiento que más le convenga, pero hay casos que debido a su gravedad lo más aconsejable es que se quede en la clínica por la incapacidad que va a tener el perro de alimentarse e hidratarse por sí mismo en unos días.

procesionaria picadura lengua
La forma de prevención es no sacar a los perros en zonas donde halla pinos o cedros con temperaturas entre los 15º y los 32º