La tos de las perreras o traqueobronquitis infecciosa es uno de los síndromes mas frecuentes en nuestros perros. Similar a la gripe en humanos, se caracteriza por afectar al sistema respiratorio de nuestra mascota. Cursa con síntomas muy característicos que aparecerán a los 3 o 4 días después de que nuestro perro se contagie y que son: tos seca, descarga nasal moderada, anorexia y depresión que debemos controlar a tiempo con nuestro veterinario para evitar complicaciones como la fiebre, disnea o incluso neumonía e intolerancia al ejercicio. Aquí en Granada y con los cambios de temperatura que estamos sufriendo, es una patologia muy frecuente.

Los agentes implicados en este síndrome y que pueden aparecer solos o combinados entre si son: Bordetella bronchiseptica y Mycoplasma spp como bacterias y herpesvirus, adenovirus canino tipo 2 y parainfluenza como virus mas comunes. El mecanismo de contagio es directo a través del aire y las secreciones de animales enfermos. El proceso dura aproximadamente 15 días , debilitando el sistema inmune de nuestro animal e impidiéndole realizar su ejercicio físico de una manera normal.

Afecta a perros de todas las edades, aunque es mas común encontrarlo en criaderos, residencias caninas y sitios donde generalmente suele haber muchos animales agrupados. El diagnostico de este conocido síndrome se basa en la sintomatología clínica respiratoria y las lesiones características. También pueden realizarse cultivos bacterianos, aislamiento viral y otras pruebas sanguíneas complementarias . Ante la sospecha de signos clínicos debemos asesorarnos con nuestro veterinario para realizar un correcto diagnóstico y descartar otras patologías que puedan tener sintomatología similar como; alergias, colapsos de traquea, cardiopatías, parásitos pulmonares, etc..

La evolución suele ser favorable gracias a un diagnóstico veterinario preciso y un correcto tratamiento basado en antibioterapia, antiinflamatorios y fluidificantes para la mucosidad. Es importante a nivel profiláctico la separación entre animales sanos y enfermos, y una correcta higiene y desinfección de las instalaciones debido a su alta contagiosidad . Ante cualquier duda o consulta siempre podemos acudir a nuestro centro veterinario para informarnos y poder así disfrutar de nuestro animal siempre sano y en optimas condiciones de salud.

Para prevenirla podeis pasar por cualquiera de nuestros centros en Granada para proceder a la vacunación frente a estos patogenos. La pauta de vaunación sería: vacunación, repetición en 15 días y revacunacíon anual.