Sin lugar a dudas los que tenemos gatos sabemos muy bien el vínculo tan especial que se crea con ellos. Dicho vínculo es tan evidente que Kristyn Vitale y su equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón (OSU), ( en EEUU, revelaron que los gatos son capaces de desarrollar vínculos con sus dueños de igual forma a los que un bebé con su madre.

Vitale mencionó que en este estudio, se demostró que los gatos expresan los mismos apegos que los bebés a con sus madres. El estudio consistía en evaluar el comportamiento de los gatos en diferentes situaciones que demostraran el apego por el humano.

El estudio inicia con el gato junto a su humano en una habitación durante 2 minutos de convivencia.
Después se retira en humano durante otros dos minutos y se observa el comportamiento del gato.
El estudio finaliza cuando el gato y su cuidador se reencuentran.
Se concluyó que después de que regresara el humano con en gatito, este se encontraba mas relajado y en armonía con su dueño y con el ambiente.

Algunas pruebas mas que este estudio contempla, son pruebas tangibles, que todos podemos observar en nuestras casas como:

-Dormir en tu regazo: De todos los lugares que puede escoger tu gato en el hogar, frecuentemente suele elegir dormir sobre ti o a tu alrededor

-Se pone celoso de tus “quehaceres”: No falla cogemos el ordenador, el móvil, los libros, herramientas… y quien esta siempre cerca  “ayudando” , delante de la pantalla, sobre los libros, perdiendo los tornillos que estamos usando…. Si efectivamente nuestro gato. Ellos quieren nuestra atención plena!!!

-Te lamen sin parar: Entre ronroneos y cabezadas te lamen, pero si te pasas de caricias te morderán y se revolverán. Esto es debido a la cantidad de emociones que se les producen.

-1001 regalitos: Algunos traen ratones y pájaros, otros inventan otras cosas. De todas maneras, si tu gato te trajo un regalo es otro indicio de  lo mucho que significas para el.

     -Vuelve pronto: Tu gato te recibe feliz cada noche cuando regresas del trabajo. Si faltaste por mucho tiempo, no te deja en paz y maulla si tratas de dejarlo solo. Quiere decir que te extrañó mucho y ya no te quiere dejar ir.

Si os fijáis todos estos puntos, son muy comunes con los que nuestros hijos (humanos) hacen, por lo que pensar que los lazos que se forman entre nosotros y entre ellos son muy similares a los que se establecen entre hijos y padres.

“Nuestro estudio indica que cuando los gatos viven en un estado de dependencia a con un humano, ese comportamiento de apego es flexible y la mayoría de los gatos usan a los humanos como fuente de confort”.