Carro (0)
acceso a clínicas 608 93 43 88 URGENCIAS - 24h

ENF. DE TRACTO URINARIO INFERIOR

ENF. DE TRACTO URINARIO INFERIOR

Descripción

El FLUTD, anteriormente conocido como FUS, es uno de los problemas más frecuentes en nuestros gatos. Este síndrome puede estar ocasionado por diferentes afecciones, afectando al tracto urinario inferior, vejiga y uretra, causando dificultad y dolor al orinar, trastornos en la micción e incluso obstrucciones urinarias. Suele ocurrir en gatos de mediana edad, con sobrepeso y que se alimentan exclusivamente con dieta seca (pienso). Las gatas y gatos castrados tienen mayor predisposición a la aparición de FLUTD y se da con mayor frecuencia en machos que en hembras. Existen determinadas razas predispuestas, como por ejemplo el Persa. Como hemos dicho, las causas son muy variadas e incluso en ocasiones, indeterminadas. El mayor porcentaje de casos de FLUTD que se diagnostican están causados por una cistitis idiopática, sin causa subyacente. Existen numerosos estudios que sitúan al estrés como factor desencadenante de estas afecciones. Los cálculos urinarios son otro de los factores que desarrollan este síndrome. Su aparición depende en gran medida del tipo de alimentación que reciba el gato. Los tapones uretrales pueden formarse por causa idiopática, nerviosa o de forma secundaria a tumores, infecciones o cálculos. Provocan la obstrucción del tracto urinario inferior y la aparición de FLUTD. Las causas infecciosas no son frecuentes en el desarrollo de este síndrome. Los gatos que padecen FLUTD presentarán dificultad y dolor al orinar, sangre en orina y trastornos en la micción (dejan de utilizar su bandeja). Cuando se producen obstrucciones completas dejan de orinar. Pueden dejar de comer y tener cambios de comportamiento, incluso puede aparecer agresividad hacia sus dueños y automutilación. El tratamiento dependerá de la causa de FLUTD que se determine. El principal factor a controlar en la mayoría de los casos es el estrés. Para ello, se deben controlar las condiciones ambientales en las que vive el animal y en ocasiones, es necesario el uso de antidepresivos. Es muy importante una alimentación que combine el pienso seco con otra parte de comida húmeda, teniendo en cuenta que debe ser un alimento equilibrado, que controle la composición de la orina (pH y minerales). Además, los suplementos de glucosaminoglicanos parecen tener un efecto protector y reparador de la membrana vesícula inflamada. Consulte con su veterinario si observa cualquiera de los síntomas citados.

ENFERMEDADES MÁS COMÚNES

Piel
Piel

DERMATOFITOSIS FELINA (TIÑA)

Ver enfermedad
Corazón
Corazón

ENDOCARDIOSIS MITRAL

Ver enfermedad
Aparato urinario
Aparato urinario

ENF. DE TRACTO URINARIO INFERIOR

Ver enfermedad
Cavidad bucal
Cavidad bucal

PERIODONTITIS

Ver enfermedad
/ ver todas las enfermedades /